Comentario diciembre 2020

Este año 2020 que despedimos va a ser difícil de olvidar por numerosas razones. Dejamos atrás uno de los peores años que la mayoría de nosotros recuerda y que nos marcará más allá de la memoria colectiva. Lamentablemente, sus consecuencias durarán varias generaciones. En definitiva, serán pocos los años que despidamos con tanta alegría como este 2020. ¡Por fin acabó el 2020!

La industria de activos digitales, sin embargo, ha sido el contrapunto. Este año que acabamos se recordará de manera muy positiva. Hagamos repaso al activo digital por excelencia: Bitcoin. Comenzó el año cerca de los $7.000 y lo acaba cerca de los $30.000. Entre medias, hemos vivido momentos de mucha tensión. El peor de ellos fue la caída que sufrió, a mediados de marzo, a mínimos anuales de $4.106,98. Había que tener una gran disciplina de inversora y una mente muy fría para comprar a estos niveles. La recompensa ha sido una revalorización casi continúa, hasta niveles actuales. Es muy destacable el rally que ha tenido a finales de año.  Nos ha sorprendido por su velocidad y su intensidad. Desde el 30 de septiembre que cerró en $10.784,49 ha conseguido pulverizar su máximo histórico de $20.000, y subir hasta $29.001,72. Es decir, un increíble 303% de revalorización del capital en cartera. No ha habido ningún activo en el mercado tradicional que ni siquiera se haya acercado a esas cifras de rentabilidad.

Lejos de ver agotamiento en este movimiento alcista, las noticias que nos acompañan estas últimas semanas, arrojan razones para un nuevo impulso en el precio. Los inversores institucionales parecen que podrían ir anunciando su entrada, con diversas formas de negocio, en este nuevo mercado. El hecho que BBVA anunciara el pasado mes de diciembre que lazará un servicio de compra/venta y custodia de bitcoins no sólo acredita el tipo de activo, si no que supone el pistoletazo de salida a las grandes instituciones para hacer públicos sus planes en el mercado digital. Previsiblemente, el aumento de demanda de activos digitales provocada por la confianza generada por este tipo de instituciones impulsará aún más el precio de los cerca de 18,600mill. de bitcoins que hay en circulación.

Pero el mercado digital no sólo es Bitcoin. Las alternative-coins (alt-coins) son los numerosos proyectos tecnológicos que se están desarrollando distintos a Bitcoin. Todos ellos tienen una tecnología común que es blockchain. Podemos encontrar cotizando cerca de 1.100 proyectos con tecnología propia. Consideramos que con el tiempo solo sobrevivirá un porcentaje muy pequeño de ellos por lo que nos centraremos en las que mayor, éxito o capitalización tienen

Tagged under: