Comentario julio 2020

Durante el mes de junio no vivimos grandes eventos que marcaran la cotización de los activos digitales por lo que su comportamiento, aunque ligeramente negativo, lo consideramos discreto dentro de sus elevadas volatilidades. Hubo algunos casos más llamativos con caídas de doble dígito como BitcoinSV (-18%), Ethereum Clasic (-17%) y Tezos (-16%) pero la mayoría de ellos sufrieron caídas menos llamativas de un solo dígito. En el extremo positivo nos encontramos con rentabilidades significativas, como es la de Cardano (+12%).
Lo más destable es que durante el año prácticamente todos los activos acumulan unos solventes resultados capaces de levantar la rentabilidad de cualquier patrimonio invertido en activos tradicionales. Esto nos hace afirmar de nuevo, que una parte del patrimonio debe estar destinada a la inversión en esta nueva forma de economía.

Tagged under: