Fiscalidad activos digitales

En este tema la Agencia Tributaria (AEAT) no ha emitido ningún comunicado oficial. Lo más actualizado que conocemos al respecto son las declaraciones del vocal responsable de la división de Nuevas Tecnologías, Bartolomé Borrego, que este en diciembre de 2019 hizo públicas algunas alusiones al respecto.

Dijo que la mayoría de las transacciones que se realizan hoy en día en España con criptomonedas, activos digitales, «deben declararse» y, de lo contrario, Hacienda multará a estos contribuyentes según el Plan de Control Tributario y Aduanero publicado en el BOE, que dedica un apartado específico a estas nuevas divisas.

Añadió que ante una hipotética apreciación de la moneda o activo digital, habría que declarar en el IRPF el incremento producido en la inversión o las pérdidas, si ocurre lo contrario. El contribuyente tiene que integrarlo en el apartado de ganancias patrimoniales en la base imponible del ahorro.

Borrego destaca que, por el momento, las criptomonedas o activos digitales no hay que declararlas en el Modelo 720 (bienes de más de 50.000 euros situados en el extranjero) porque «no son bienes físicos ni cuentan con una ubicación geográfica determinada», explica.

En cuanto a la compra de bienes con esta divisa (ya se están realizando muchas operaciones como la compraventa de inmuebles con bitcoins), las obligaciones fiscales «son las mismas» que con otra moneda convencional.

La situación a día de hoy es muy simple. Intentamos responder las preguntas al respecto que supondremos, tenéis:

¿Hay que pagar impuestos por mis activos digitales? SI. Están sujetas a tributación la tenencia dentro de determinados importes y las ganancias o pérdidas generadas.

¿Dónde tengo que tributar? PRINCIPALMETE EN EL IRPF. Es decir, en tu declaración de la renta anual. Pero también tienes que tener en cuenta si te aplica en el impuesto sobre el patrimonio y los casos en los que no tributan. Vamos por partes:

En el IRPF tendrá que incluirlo cualquier persona que haya generado ganancias o pérdidas por la compra/venta de cualquier cantidad de criptomonedas. Tened en cuenta que si habéis tenido pérdidas se podrán compensar otras ganancias, o plusvalías, generadas en el ejercicio por otro activos.

Para declararlo en el IRPF tienes que rellenar como haces con otro tipo de activos el apartado “ganancias y pérdidas patrimoniales”. Esto implica que se pagarán los impuestos correspondientes a la fiscalidad del ahorro según sus tramos.

https://www.agenciatributaria.es/AEAT.internet/Inicio/Ayuda/Manuales__Folletos_y_Videos/Manuales_de_ayuda_a_la_presentacion/Ejercicio_2017/_Ayuda_Modelo_100/8__Cumplimentacion_IRPF__II_/8_6__Cuota_integra/8_6_4__Gravamen_de_la_base_liquidable_del_ahorro/8_6_4__Gravamen_de_la_base_liquidable_del_ahorro.html

Ganancias entre 0-6.000€ = 19%

Ganancias entre 6.000,01€ y 50.000€ = 21%

Ganancias superiores a 50.000€ = 23%

Si cierras el ejercicio con pérdidas, no tendrás que pagar nada y además te podrás compensar las minusvalías con las ganancias de los cuatro próximos ejercicios, tal y como haces con otro tipo de activos de inversión.

 

Tengo que tributar ¿EN EL IMPUESTO SOBRE EL PATRIMONIO?

Este impuesto sólo afecta a las personas físicas cuyo patrimonio exceda el mínimo fijado de 700.000€ o el que aplique en su comunidad autónoma. Se aplica principalmente en personas que tengas sus activos digitales en wallets (monederos virtuales) y que su importe supere los másximoas fijados por ley.

Con todo esto te aconsejamos que consultes los mínimos fijados en tu CC.AA. para saber con certeza si tienes que declarar tus activos digitales vía impuesto de patrimonio.

Cuando puedo ¿NO DECLARAR?

Desde un punto de vista fiscal, los activos digitales no tienen un valor real hasta que las cambias por dinero fiat o fiduciario (EUR, USD,…). Por lo tanto, mientras las mantengas en tu wallet y no superes los límites establecidos en el impuesto del patrimonio, no tendrás que declarar su importe. Pero en el caso que intercambies tus activos digitales entre sí y esto te produzca una plusvalía se considerar alteración del patrimonio por lo que tendrás que declararlo en el IRPF.

QUEREMOS RECORDARTE QUE PECUNIA256 NO ES UNA EMPRESA DE ASESORAMIENTO FISCAL. LO AQUÍ EXPUESTO ES MERAMENTE INFORMATIVO. ACONSEJAMOS SIEMPRE QUE HABLES CON UN EXPERTO FISCAL SOBRE TU CASO.

Tagged under: